21 April 2017

Here’s a token of my openness, of my need to not disappear

Cuando veo mi vida, me doy cuenta que estoy en el lugar en el que trabajé muchos años para alcanzar. Estoy haciendo lo que anhelaba cuando estaba sentada dibujando planos, o asoleándome en una construcción. Estoy viviendo en un país como el que deseaba cuando me tocaba estudiar para un examen, trabajar en grupo en Diseño, o desvelarme dibujando mientras E! Entertainment Television sonaba de fondo. Y aun así, no estoy satisfecha. No podría estar más lejos de la persona que me gustaría ser, ni de la paz mental que me gustaría sentir.

When I look at my life, I realize that I’m at the place where I worked for so many years to reach. I’m doing what I yearned so hard to do when I was sitting down drawing blueprints, or under the sun in a construction site. I’m living in a country like the ones I used to wish for when I had to study for a test, work in a group on a project, or stay up late drawing while E! Entertainment Television was on, on the background. And yet, I’m not satisfied. I couldn’t be farther away from the person I would like to be, or from the peace of mind I would like to feel.

La mayoría del tiempo estoy sola, triste y siento que mi trabajo es inútil y mediocre. Mi tesis no sirve para nada, ni siquiera para conseguir trabajo, porque ya abandoné toda ambición de querer perseguir la vía académica. Habré entonces pasado 5 de los mejores años de mi vida sentada leyendo libros para nada.

A veces pienso en cuando tenía 17 años y me sentía con tanto potencial. Acababa de terminar la secundaria con las mejores notas, no tenía idea de lo que iba a ser de mi vida, pero por lo menos tenía mucho tiempo por delante para descubrirlo. A los 31 años, las cosas no han cambiado mucho: el futuro sigue siendo incierto y sigo sin saber qué voy a hacer de mi vida, pero el tiempo ha pasado y el potencial se esfumó. O, mejor dicho, nunca se realizó.

¿En qué he perdido todo este tiempo? ¿Cómo es posible volverme a encontrar de nuevo en el limbo existencial, después de todo lo que he estudiado y trabajado? Porque siento que no he parado: desde que me gradué del colegio lo único que he hecho ha sido trabajar y estudiar sin descanso, como una imbécil. Pero no encajo en ninguna parte. Era miserable en Honduras queriendo salir de allí; soy miserable afuera, pero por nada del mundo quisiera regresar. No encajo con nadie tampoco. Solía creer que jamás en mi vida me había costado relacionarme con otras personas como me ha costado aquí, pero después de mucho pensarlo me di cuenta que en realidad siempre he sido así. Solo que tanto en Honduras como en Burdeos tenía mis círculos de personas del que nunca tuve necesidad de salir. Y lo que es peor, nada funciona. Estudié arquitectura y cuando me tocó trabajar en ello lo detesté. Lo seguía haciendo con la esperanza de poder estudiar Historia del arte después. Cuando finalmente pude hacerlo me di cuenta que no sirve para nada y que ni siquiera soy muy buena en ello. ¿Y ahora qué demonios hago?

Aparte de eso, este semestre ha sido un diluvio de mierdas administrativas que se equilibran únicamente con lo mucho que me ha gustado dar clases esta vez. Desde pasar 3 meses sin permiso de estadía, tener que perseguir a mi seguro para cancelar mi contrato, sin contar con que dentro de un mes me voy a quedar sin donde vivir, otra vez, en una ciudad donde los alquileres son demasiado altos para una doctoranda becaria. No es tanto que va a ser de mí después de la tesis, ¿qué va a ser de mí el 1º de junio? ¿Adónde carajos voy a vivir? No quiero pasar mi último año de doctorado, mi año de redacción, viviendo como una intrusa en casa de una familia, ni con compañeros desconsiderados, o ruidosos. Quiero vivir sola porque joder, tengo 31 años y merezco vivir sola. Pero no me puedo costear esa soledad.

Quiero estar en paz, quiero que esto se acabe, quiero dejar de pensar y que todas esas preocupaciones se terminen.


Most of the time I’m alone, sad, and I feel that my work is useless and mediocre. My dissertation is not worth anything, and won’t even help me find a job, since I’ve given up any ambition to pursue the academic path. I will have then spent 5 of the best years in my life sitting down, reading books, for nothing.

Sometimes I think of when I was 17 years old and felt that I had so much potential. I just finished high school with the best grades, I had no idea what I wanted to do with my life, but at least I had a lot of time ahead to find out. At 31 years old, things haven’t changed much: the future is still uncertain and I still don’t know what I will do with my life, but time has gone by and the potential has vanished. Or better said, it was never accomplished.

What have I been doing all this time? How can I find myself at this existential limbo yet again, after everything I have worked and studied? Because I feel that I haven’t stopped: ever since I graduated from high school the only thing I have done was work and study all the time, like an idiot. And yet, I don’t fit anywhere. I was miserable in Honduras trying to get out of there; I’m miserable abroad, but I don’t ever want to go back. I don’t fit with anyone either. I used to think that it has never been so hard to get along with other people as it has been here, but after much thought I realized that I have always been like this. It was just that in Honduras and in Bordeaux I had my groups of people I was never forced to leave. And the worst part is that nothing works. I studied architecture and when I had to work in it, I hated it. I kept doing it hoping to be able to study art history later. And when I finally could, I discovered that it is useless and I’m not even that good in it. And now, what the hell do I do?

Besides, this semester I have been flooded by so many administrative shit, which is only balanced by how much I’ve enjoyed teaching this time. After spending 3 months without a residence permit, having to harass my insurance so that I can cancel my contract, in a month I will have to find another place to live, yet again, in a city where rents are too high for a Ph.D. candidate with a meager scholarship. Nevermind what will become of me after my thesis, what will become of me on June 1st? Where the hell will I live? I don’t want to spend the last year of my thesis, the year in which I will write, living like an intruder with a family, nor with rude and noisy roommates. I want to live by myself, because hell, I’m 31 years old and I deserve to live by myself. But I can’t afford that solitude.

I want to be at peace, I want this to be over, I want to stop thinking and have all these worries fade away.

2 comments:

  1. Dos poemas de Cavafis (o Kavafis) al respecto:

    LA CIUDAD

    Dices: “Iré a otra tierra, hacia otro mar
    y una ciudad mejor con certeza hallaré.
    Pues cada esfuerzo mío está aquí condenado,
    Y muere mi corazón
    lo mismo que mis pensamientos en esta desolada languidez.
    Donde vuelvo los ojos sólo veo
    las oscuras ruinas de mi vida
    y los muchos años que aquí pasé o destruí”.

    No hallarás otra tierra ni otro mar.
    La ciudad irá en ti siempre. Volverás
    a las mismas calles y en los mismos suburbios llegará tu vejez;
    en la misma casa encanecerás.
    Pues la ciudad es siempre la misma. Otra no busques -no la hay-
    ni caminos ni barco para ti.
    La vida que aquí perdiste
    la has destruido en toda la tierra.


    ÍTACA

    Cuando te encuentres de camino a Ítaca,
    desea que sea largo el camino,
    lleno de aventuras, lleno de conocimientos.
    A los Lestrigones y a los Cíclopes,
    al enojado Poseidón no temas,
    tales en tu camino nunca encontrarás,
    si mantienes tu pensamiento elevado, y selecta
    emoción tu espíritu y tu cuerpo tienta.
    A los Lestrigones y a los Cíclopes,
    al fiero Poseidón no encontrarás,
    si no los llevas dentro de tu alma,
    si tu alma no los coloca ante ti.

    Desea que sea largo el camino.
    Que sean muchas las mañanas estivales
    en que con qué alegría, con qué gozo
    arribes a puertos nunca antes vistos,
    deténte en los emporios fenicios,
    y adquiere mercancías preciosas,
    nácares y corales, ámbar y ébano,
    y perfumes sensuales de todo tipo,
    cuántos más perfumes sensuales puedas,
    ve a ciudades de Egipto, a muchas,
    aprende y aprende de los instruidos.

    Ten siempre en tu mente a Ítaca.
    La llegada allí es tu destino.
    Pero no apresures tu viaje en absoluto.
    Mejor que dure muchos años,
    y ya anciano recales en la isla,
    rico con cuanto ganaste en el camino,
    sin esperar que te dé riquezas Ítaca.

    Ítaca te dio el bello viaje.
    Sin ella no habrías emprendido el camino.
    Pero no tiene más que darte.

    Y si pobre la encuentras, Ítaca no te engañó.
    Así sabio como te hiciste, con tanta experiencia,
    comprenderás ya qué significan las Ítacas.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias Manuel <3

      Delete