21 March 2007

la paja en tu ojo

Cuando encaminas tu vida de forma dañina hacia ti mismo y/o hacia los demás, tarde o temprano estás condenado a encontrarte con un obstáculo, un llamado de atención, una encrucijada que te obligue a cambiar tu rumbo. Si decides continuar por allí, debes estar consciente que el deterioro y la perdición no tienen retorno. El dilema presente se trata sobre el amor hacia uno mismo, que popularmente se ha degenerado en “autoestima”. ¿Qué es el amor y es posible sentirlo hacia uno mismo de la misma forma en que se dirige a los demás? Por que es mucho más fácil querer a alguien externo, que conoces de una forma manipulada por las convenciones sociales y por la imagen que quiera proyectar, que verte a ti mismo con todos tus defectos y a pesar de ellos, apreciarte. Resurge de nuevo la eterna pregunta sobre la existencia del amor incondicional. ¿Puedes querer a alguien aunque te haga daño? “Te amaré siempre y cuando me respetes, me hagas sentir feliz, no me compliques la vida…” Existen términos que definen la existencia de esos sentimientos. O bien, te alejas de esa persona pero no necesariamente dejas de quererla. Y entras al conflicto de intereses: el amor que siento por alguien que me hiere, contradice el amor que pueda sentir hacia mí mismo. ¿O es que simplemente, no es posible sentir nada bueno hacia alguien que no nos da el lugar que creemos merecer?

La única conclusión que he podido empezar a vislumbrar es el hecho de que el amor propio no es una decisión que se pueda retrasar, condicionar o tomar a la ligera. Los caminos que deciden pasar por alto este sencillo concepto están repletos de dolor, son solitarios o bien, terminan contagiando a otros seres inocentes que se vieron enmarañados en una red de conflictos que no necesariamente pueden evitar o escogieron experimentar. Anoche me desvelé trabajando hasta las 4 de la mañana, y por coincidencia encontré un documental sobre personas que se hicieron cirugías plásticas con consecuencias fatales. Su incapacidad de verse a sí mismos como aceptables en primer lugar, los terminó dejando mucho peor de cómo estaban antes. Algunos tuvieron que sufrir amputaciones por las infecciones que les provocó la cirugía, otros quedaron tan mal que escribían cartas de odio y amenazas a los doctores, y cada uno de ellos volvía por más operaciones por que nunca estaban satisfechos. El argumento de que la sociedad, los medios de comunicación, las modelos o los artistas son los responsables de estos desastres me parece pobre, incompleto e irresponsable. Estamos hablando de una decisión personal, no tanto de cómo te ves a ti mismo, sino de si te aceptas como eres. Si te puedes perdonar por los errores cometidos, por haberle dado permiso a otros en el pasado que te trataran mal, sobre todo si los querías y no esperabas eso de ellos. ¿Cuánto daño debes hacerte a ti mismo antes de que empieces a dejarte libre y poder estar en paz? ¿A cuidarte y respetarte de la misma forma que podrías hacerlo con alguien que quieres bastante? No hay límite para el potencial humano, ni siquiera para el mal dirigido. Y tal vez es necesario verlo ahora, antes de que sea demasiado tarde.

4 comments:

  1. That was breathtaking Marcelita.

    ReplyDelete
  2. breathless. no tengo que decir a algo tan elocuentemente dicho.

    ReplyDelete
  3. Anonymous10:06 AM

    Probable es, que lo dificil de reconocer lo que vos pusiste en el post, recaiga en el hecho de que muy probablemente tiene en apariencia más retribución asumir el amor como se promociona en el mundo...

    Esa enajenación, esa pureza (totalmente falsa) ha hecho que la sensacion de amar se reduzca a endorfinas y algotras hormonas pululando, por que se asume el amor como una emoción y no una decisión. Evidentemente es algo tan desechable, que por eso las relaciones hoy en día rara vez duren. En muchos casos si te fijas bien en realidad tal amor es falta de amor propio. De ahí la enajenación que hace gente caer en problemas como los que citas.

    Si podés fallar, o en ocasiones irrespetar como padre, hermano, hijo, que son gentes a las que uno puede amar. Se puede decir que uno puede prometerle eso a alguien? Estaría uno dispuesto a mantener su decisión de amar, incluso cuando me expuesto a los peores y mas oscuros lados de la personalidad de la persona con quien uno compartel a vida? Ahí es donde la tolerancia también tiene su importancia en esto... y te das cuenta que es una decisión, por la que hay que pelear.

    Lo que nos lleva a lo del principio... Amar de verdad y como debe de ser, no suele ser buscado por que toma tiempo aprender a hacerlo, y muchas veces pasar por experiencias dolorosas. Es complicado. Imputa respeto, comunicación, amor propio y altruismo, y mucho más, todos en un nivel rara vez visto en el mundo en el que vivimos. El que quiere amar de verdad, no ama a las primeras... y tiene que aprender de que se trata.

    Muchos deciden no hacerlo y probar los efectos placebo del amor pop, y bueno...se dejan arrastrar por la vanidad y lo vácuo. Welcome to our world...

    Sorry... creo que iba a hacer solo un comentario, y se me fue la mano con la inspiración... es que tocaste un tema que particularmente me revuelca. Gracias, y como siempre, keep shining.

    dz

    ReplyDelete
  4. that's why when it's someone's bday i always wish "self-knowledge". ever since i started studying kabbalah and doing therapy i realized that'sa good way to happiness. so i believe that if it's good to me might do some good to others. as you said the way to self awareness is harsh; 1st cuz its not easy to comfront with ourselves, 2nd cuz ppl don't always understand that process. i myself had/have troubles with friends and with my mom in the beginning, but it's surely one of the best things i've done to myself so far. i can't say i completed the process, especially because i don't believe one ever really does. after all, we're always changing.

    ReplyDelete