19 March 2007

Natrium muriaticum

Existe en Nat M. una gran capacidad de entrega hacia quienes quiere, elaborando sentimientos afectivos profundos y estables. Entreteje con ellos, lazos que siente indisolubles y por lo tanto le crean una dependencia afectiva que exige reciprocidad. Pero su mayor peculiaridad estriba en la propensión a idealizar sus amores, no admitiéndose pensamientos negativos respecto de los procederes de aquellos. Les siente veneración, respeto y le profesa su amor, con desinterés, confianza y hasta devoción. Puede tratarse de su novia, madre, padre, familiares, amigos, superiores, etc. De alguno o de todos.

Así, la relación suele ser de raíces firmes y permanentes, mientras se mantiene armónica y recibe las respuestas afectivas correspondientes. El drama se desata cuando cualquiera de los destinatarios de su amor y de su confianza lo defraudan y entonces se siente engañado, estafado, despreciado y padece la decepción del amor; o cuando sufre la pérdida de un ser querido por alejamiento, abandono o fallecimiento, lo que le produce una conmoción en sus fibras más íntimas y una consecuente pena por tiempos increíblemente prolongados. Ambas situaciones expresan su vulnerabilidad a toda pérdida afectiva, y sus reacciones tiene que ver con un no conformarse nunca.

El impacto emocional que provoca su decepción, su pena, suele ser tan estremecedor para él que se inhibe o bloquea las manifestaciones externas de pesar, no puede llorar, ni gritar, ni descargar de alguna manera su sufrimiento, potenciado por la aversión a dar lástima o a despertar sentimientos de compasión. Esta fuerza energética agrava sus desequilibrios biológicos y puede ser origen de enfermedades graves.

Nat. M. es proclive a padecer los amores no correspondidos, los amores imposibles, que idealiza y sufre silenciosamente.

Es muy susceptible, todo lo toma a mal, se ofende fácilmente, no tolera los desprecios, el maltrato, engaño, prepotencia, grosería. La música lo emociona: puede incrementar su melancolía o mejorarlo, según el contenido emocional asociado.
Entre sus temores se destaca el de los ladrones, tal vez como un miedo a ser robado de sus afectos. Sueña con ladrones, teme que algo va a ocurrir, teme a las tormentas eléctricas, al fracaso, a la locura. Es ansioso por el futuro, con pena por el porvenir. Siente ansiedad de conciencia, como si fuera responsable de una desgracia, también siente ansiedad hipocondríaca y el pensar en sus males lo agrava.

En su dolor se aísla de su mundo. Se va “secando” y su relación con el medio se torna muy precaria. Busca la soledad, se siente separado de su familia y siente aversión por ellos, por inestabilidad emocional o directamente por considerarlos culpables, cómplices o encubridores. Una reacción positiva en esta personalidad es la sublimación creativa, plasmando en obras artísticas su profundo sufrir: poemas, versos, canciones, composiciones musicales, etc, en un afán por eternizar en forma perdurable, todo su dolor. Pero este padecer va consumiendo sus energías, con agotamiento psico-físico y obtusión mental; busca explicaciones en su religión y manifiesta ansiedad por el más allá; un deterioro sensorial le provoca trastornos ilusorios. Con el tiempo se acentúa un sentimiento de culpa que lo atormenta y un desprecio por la vida que lo lleva a ansiar la muerte. Finalmente puede cometer suicidio como solución a su eterno padecer.

Por las características enunciadas, Nat. M. si bien es un medicamento “constitucional”, todo su desequilibrio se manifiesta a partir del desencadenante emocional al cual es vulnerable, constituyendo una personalidad reactiva, una “forma de estar”.

1 comment:

  1. El amor es libertad, las obsesiones son expresiones arrasadoras de nuestros egos heridos por no conseguir lo que queremos,pero hay un detalle, no solo esta en juego lo que nosotros queremos, porque nadie es objeto de deseo de nadie y está toda la vastedad de lo que quiere la otra persona y que casi siempre solo nos hacemos una idea porque no escuchamos sino que solo exigimos y nos preocupamos por lo que queremos lograr.

    ReplyDelete