19 December 2007

It’s time to tell the world, we both know it was a girl back in Bethlehem…

Cuando estaba todavía inmersa en el torbellino de las clases, hice una lista con todas las actividades que quería hacer en vacaciones, con la intención de tener un recordatorio que la vida continuaba después de la universidad, y que tengo cosas en el futuro que sí voy a disfrutar. Olvidaba que las vacaciones traen muchas cosas pero se llevan otro montón de ellas, sin las cuales pierden todo gozo o sentido para sólo convertirse en un montón de tiempo ridículamente libre y vacío. No apareció ningún prospecto interesante de trabajo, relacionado o no con la carrera; estoy demasiado cansada todavía para empezar a repasar antes de Taller 3; cuando pienso en las prácticas de fútbol con el equipo de la facultad sólo imagino que voy a pasar muchas horas estancada en el tráfico sin nadie interesante con quien hablar.

A veces me asusta ser tan antisocial, o depender tanto de mi filtro ante el resto del mundo. Tal vez sencillamente me vas a hacer tanta falta que ni quiero pensar en ello.

2 comments:

  1. Te entiendo... Uno añora tanto las vacaciones que cuando las tiene siente que nada logra hacerte gastarlas a como debe ser. Espero que cuando menos duermas rico, descanses mucho.
    Un abrazo
    dz

    ReplyDelete
  2. Cuando vea un gato en la calle o cerca de su casa, recuerde ;) La falta para mí también será insoportable.

    ReplyDelete