19 November 2007

Qué es arquitectura y la importancia de la teoría arquitectónica

Vitruvio, uno de los primeros tratadistas de arquitectura de los que se tienen registro, expresó que la arquitectura es una combinación de la capacidad técnica junto con la sabiduría teórica, y que debe cumplir con tres condiciones: tener inventiva técnica (Firmitas), orden funcional o simbólico (Utilitas) y abstracciones figurativas (Venustas). Esta es una de muchas definiciones que se deben dar de la arquitectura, para tratar de aproximarse a su verdadero significado.

Culturalmente, las edificaciones son el símbolo más representativo de cada pueblo y de la época en el tiempo en la que se enmarca. Es un reflejo directo de las costumbres de las personas que la construyen, su organización social, sus aspiraciones, valores, etc. Pero entra a discusión cómo se influyen mutuamente, si las ideas de esta sociedad determinan directamente las formas, o por el contrario, estas formas son capaces de modificar estas ideas.

La definición funcional se refiere a la importancia que tienen aspectos tales como la finalidad de la construcción, los materiales y métodos empleados para la misma. Muchos ven la arquitectura desde una perspectiva primordialmente práctica: Auguste Perret creía que un edificio era un aparato que daba un servicio; Le Corbusier consideraba la casa como una máquina para vivir. Pero en ningún momento se excluyen los aspectos espirituales ni estéticos de estas “máquinas”. Siempre se reconoce que el hombre tiene necesidades fisiológicas, pero no puede dejar de lado sus anhelos espirituales.

La arquitectura queda muchas veces encasillada con las características que debe cumplir: el orden, la proporción de sus partes, la distribución. Al uso de la geometría se le agregan la armonía, la composición, el goce estético. Pero es muy importante recordar que no estamos hablando de un objeto que sólo se aprehende del exterior, no se trata de una escultura. La principal característica de la arquitectura es la realidad del espacio que crea, un espacio en tres dimensiones, un ambiente interior que debe ser tratado con la misma delicadeza que su contraparte.

Sin embargo, no es suficiente definir un arte para poder practicarlo. Es esencial conocer sus normas y estándares. En nuestro caso, se trata de la teoría arquitectónica. La teoría son todas las ideas que preceden a la acción. Es imposible diseñar y construir sin esta base, detrás de cada objeto hay un concepto que hizo posible su concepción. Pero de la misma forma, la teoría se enriquece de la práctica, no tiene otra forma de comprobar sus hipótesis.

La teoría es una serie de reglas que tiene como propósito ayudar a los diseñadores a determinar si un edificio, tanto de su época, como de las precedentes y futuras, es de buena calidad. Son instrucciones, aplicables a todo tipo de proyectos, para que las cosas buenas sean las fáciles de realizar. Es inevitable separar la arquitectura de la teoría en que se apoya, porque para entender y disfrutar a plenitud de una construcción se deben conocer los distintos significados que tienen los espacios. Nada se hace al azar, y detrás de cada bloque o cada vidrio hay una intención, un postulado que es tan importante como la función que cumple.

1 comment:

  1. Amén. Si tan sólo las personas que nos "enseñan" dieran clases así de claras y directas. Quizás de esa manera dejarían de aparecer ese montón de mediocridades tanto en la facultad como en el campo profesional. No sé qué tan complicado puede ser entender y enseñar todo lo que ud. ha escrito aquí; más aún, no sé qué tan difícil puede ser entender, procesar y aplicar todo eso.

    ReplyDelete