01 November 2007

“Tan sencillo como sea posible, cueste lo que cueste”

A grandes rasgos, el Modernismo es un movimiento artístico, que surge antes de la Primera Guerra Mundial, pero se populariza luego de la Segunda. Se fundamenta en la filosofía Positivista, en la que lo primordial es apegarse a la metodología científica para aprehender el mundo. Por ende, el Modernismo basa su arte en el conocimiento científico, la tecnología, la experimentación práctica y las nuevas teorías matemáticas y físicas (geometría fractal, física cuántica, para mencionar algunos ejemplos).

Arquitectónicamente, eso se traduce en que cada edificio debe aspirar a la utilidad; ese es su valor máximo, y todo en la edificación queda subordinado a ello. Se eliminan las decoraciones; los materiales conservan su color y textura original. La pintura funciona como punto de partida para muchos arquitectos: miles de edificios están inspirados en el cubismo, expresionismo, futurismo, etc.

No se elimina el concepto de individuo, sino que se abstrae a favor de la colectividad: si la máquina es el logro más grande de la humanidad en este momento, la casa debería de ser una; la ciudad debería de planificarse para que funcione como una; la vida humana puede resumirse en “una red de funciones, relaciones, procesos, cuantificaciones”.

Un ejemplo hondureño muy significativo de este movimiento, es el edificio del Congreso Nacional, diseñado por el arquitecto Mario Valenzuela. En otra entrega explicaré mejor el edificio en sí, pero por mientras quiero disfrutar de él desde la perspectiva del estilo en el que fue concebido.




1 comment:

  1. No lo había apreciado bien, bueno también tus fotos buscan las mejores vistas que pueda tener este edificio. Muy buenas fotos por cierto.
    Si me gustaría ver un post relacionado con este edificio y claro esta... mas fotos :)

    Saludos :)

    ReplyDelete