09 August 2006

las relaciones disfuncionales por lo menos siguen siendo relaciones

En Dianética existe una especie de Ranking Top de las diferentes emociones, siendo la más alta una que equivaldría a la iluminación (la llaman “serenidad del ser”), y muy por debajo de la muerte física está la apatía.

Ayer comprobé en carne propia que se es capaz de llegar a un nivel en una interacción en el que ya no hay deseos de pelear, por que ya no se siente absolutamente nada con respecto al otro involucrado. No hay interés en defender una posición, se sabe de antemano lo inútil que es gastar energía en círculos viciosos y en cuestiones que sencillamente nunca van a cambiar. Me llamó la atención que yo no quisiera entrar en discusiones y ataques interminables, sobretodo en esta cuestión que yo tenía todas las de ganar. Probablemente eso hasta me hubiera ayudado a curarme más rápido: un buen brain-storming del cual saldría impune por que tengo esta gripe en la cual justificarme.

Pienso en todas esas veces en las que peleo con alguien, se hacen aquellos dramas novelescos, todos resultamos heridos, y pareciera que el mundo se va a acabar. Lo que más duele es saber que alguien que quieres es capaz de hacerte algo que no es coherente con esa imagen que tienes de la gente que te aprecia. Pero puf!, se acaba el amor y se acaba el enojo. Es mágico.

6 comments:

  1. Estoy pasando exactamente por lo mismo, me siento drenado de las energías para discutir, a ver como calmo a mi inner bitch...

    ReplyDelete
  2. Wow Marcela!! It's so weird how suddenly things synch, and for us to notice that they're all happening at once in different parts of the world it's amazing!! I was having a similar conversation with a friend of mine here, how we tend to expect behaviors from people we know and they do completely different. Then I talked with Jose and he's been through the same and now you!!

    Spooky!! I love these things!

    ReplyDelete
  3. TAMBIÉN TIENE MUCHO QUE VER CON LA MADUREZ PERSONAL Y NO TAN SÓLO POR MOMENTOS QUE SE PASEN EN LA VIDA.

    SALUDOS DE EDUARDO CAVIERES.

    ReplyDelete
  4. Y cuando uno cambia tambien cambia la realidad a nuestro alrededor, porque la vemos con ojos nuevos.
    Las personas se vuelven como niños.

    ReplyDelete
  5. ¿Pero te resignaste Marcela?

    ReplyDelete
  6. Al final sí. Ni modo.

    ReplyDelete