08 August 2006

Mi cuerpo está tratando de descubrir cuál es la máxima cantidad de flema que pueden almacenar los pulmones. Llevo varios días siendo un conejillo de indias para sus experimentos maléficos. Ayer mi madre homeópata no tuvo más remedio que derribar los muros de la ética que le impedían darme Panadol extra fuerte. Un té de limón y una sopa de vegetales después, estuve en condiciones para memorizar como loro las últimas lecciones de mi detestable clase de Sociología.

Ya me sé la historia: lo que queremos esconder en cuanto a emociones, se traslada a lo físico, así que debería hacer algún tipo de desahogo por escrito, de esos que la censura no permitiría poner en el blog.

4 comments:

  1. Pero vieras que en todo el año aquí, no me he enfermado de nada serio...
    And we both know I'm fucked up mentalmente.
    Así que no creo que sea eso Marce. O a saber si era Honduras lo que me enfermaba, solo el año pasado me dio faringitis, bronquitis, me quebré la rodilla etc...

    ReplyDelete
  2. AY no! José, me acuerdo cuando te quebraste la rodilla, el año pasado... Que no podías salir ni a la pulpe. :'( Fuiste bastante fuerte!!

    (Yo saliéndome del tema, como siempre)

    ReplyDelete
  3. Entonces estamos escondiendo lo mismo ¿no? Yo aún sigo con esta malévola tos.

    ReplyDelete
  4. vos sos un conejillo de indias de tu cuerpo, esa es una confrontación imposible.
    Técnicamente sos vos quien produce toda esa flema.

    ReplyDelete