12 August 2006

ten cuidado con lo que deseas...

por que podrías conseguirlo.
Y piensas que todos esos meses de minuciosa preparación, anticipación y visualizaciones obsesivas, en los que confiabas en la gestación del Universo para que se conjugaran los eventos y finalmente se te presentara lo que pediste, iban a facilitarte el camino, pero por supuesto, estás equivocado. El mundo no te permite ni siquiera una semana de esa falsa libertad que creías haber encontrado. Una nueva misión te ha sido asignada, sin tu consentimiento como ya es habitual, y no hay tiempo que perder. La confianza, desenvoltura y savoir-faire de las que esperabas presumir en territorios familiares y conocidos no sirven de nada ante los parajes inhóspitos que se despliegan frente a tus ojos. Estás solo otra vez, y ya no tan orgulloso por ello.

Tu oponente tiene una carta escondida. Lo ves fijamente, fingiendo serenidad, pero no hay remedio. Está aquí.

3 comments:

  1. fijate que solo lo dejas a uno en suspenso, vaya, deja algun detalle al menos, no seas mala.

    ReplyDelete
  2. el otro día adopte un nuevo lema: "no existe nada facil sobre ser adulto"

    sorprendentemente, por mas que nos "facilitemos las cosas," a veces tendemos a complicarlas mas

    ReplyDelete
  3. y, qué pasa? Como para armar un ARCHIVOS SECRETOS X literario.

    un abrazo

    ReplyDelete