20 January 2006

talking 'bout my generation

Atrás quedaron las luchas por ideales y utopías: las nuevas generaciones tienen otras preocupaciones. Nuestros abuelos vivieron o fueron testigos de guerras a gran escala, nuestros padres pelearon por cambios políticos. Nosotros vemos todo eso por televisión y preferimos cambiar el canal. ¿Se nos puede culpar acaso? No sirvieron de mucho las revoluciones hippie, la experimentación con drogas para fines artísticos, las protestas universitarias. Somos herederos de un montón de países demacrados, subordinados a una superpotencia que tiene como cúspide de su cultura a Brad Pitt y Angelina Jolie.

En qué nos hemos convertido. Las nuevas representantes del feminismo son mujeres como Paris Hilton. Nuestros nuevos ideales son tener un cuerpo perfecto, ropa de marca y un celular de alta tecnología. Cada día que pasa veo a niñas cada vez más pequeñas con ropas aún más cortas. Nunca hubiese creído que uno podía sentirse vieja y conservadora a los 20 años. Una visita a cualquier mall es suficiente para desear criar a los hijos que vas a tener a los 36, lejos, en una isla perdida, sin Internet ni tv por cable.

Me pregunto cuál sería mi otra alternativa. Pelear por la justicia y la igualdad en países como este es una causa perdida. Cuando el pueblo, aún con todas sus dificultades económicas y sus privaciones, es capaz de elegir a los mismos candidatos de siempre que los mantienen en esa situación, me doy cuenta que probablemente se lo merezcan, y que nadie los va a curar de esa ceguera. Ellos van a tener que darse cuenta solos.
Tratar de crear una subcultura que apoye el arte se convierte rápidamente en una batalla de egos, y he descubierto que donde hay semillas de proselitismo, hay intenciones comerciales detrás.
He oído muchas veces que un nuevo renacer espiritual se acerca. Un “despertar de la conciencia”. Pero veo que todo sigue igual, sino peor. Hay todo un boom de nuevas iglesias, organizaciones religiosas y más jóvenes que son parte de ellas. La búsqueda de propósito y significado se queda siempre dentro de los límites de lo convencional y lo seguro. Mientras no se afecten nuestro estatus ni nuestros valores superficiales, es aceptable.

Hace muchos años leer sobre el individualismo y el egoísmo como teorías filosóficas lo hubiese considerado una aberración. Hoy me doy cuenta que no hay otros caminos por recorrer. La paz, el arte, el espíritu, son todas exploraciones que cada uno debe hacer dentro suyo esperando hacer eco en alguna persona que simpatice con tu causa. A nivel colectivo todo se está desmoronando en una orgía que probablemente debamos experimentar para alcanzar el siguiente nivel. Creo que no importa si uno prefiere sumergirse en ella hasta saturarse o pelear en su contra. Lo importante es no ser apáticos ni indiferentes. No puedo sacudir de mi cabeza la pregunta, qué van a recordar de nosotros las generaciones venideras. Tal vez no quiero aceptar la respuesta.

7 comments:

  1. Marce, es Paris Hilton, no Milton. O sea, me ofendés... jajajaja. Magnífico post. Como siempre.

    ReplyDelete
  2. uuuuhhh, cuando leo este tipo de cosas respiro denuevo luego de períodos de asfixia. que bueno ller a gente como esta. Yo tengo las mismas quejas, solo que todavia no he llegado a la conclusion de si nuestra generacion fué mejor, yo lo dudo, Ni las anteriores a la nuestra. Si veo con cuidado me doy cuenta que la verdad somos la misma cosa, cada cierto periodo de tiempo se repiten los fenómenos sociales; las guerras y las nuevas ideologias; los oscurantismos y los renacimientos. Me hace pensar si de verdad nuestra generación es tan diferente a la de ahora. En nuestros tiempos teniamos otras estupideces. No se, que opinas?

    ReplyDelete
  3. lo siento, ya corregí mi error ;)

    Yo también creo en lo cíclico de la Historia. Es una observación bastante obvia, sobretodo cuando estudiás los movimientos artísticos, donde uno es la oposición del anterior, hasta que se llega al momento en que es un péndulo que se balancea entre dos posiciones. Y es cierto, cuando yo tenía 12 o 13 años, era igual de superficial que las niñas de 12 y 13 años de ahora. Hoy me toca ser la veintiañera que se escandaliza con todo eso, pero yo solía ser así. Quiero creer que somos mejores, pero los que siguen después de nosotros demuestran que estoy equivocada. Por que somos responsables por ellos, ¿o no?

    ReplyDelete
  4. te has fijado como los papá o la gente mayor te dice que la gente antes era mejor? es decir, no era tan maliciosa, que ra más honesta, más caritativa,menos egoista. Que podias pedir un vaso de agua en cualquier casa y te lo iban a dar; que podias caminar del centro al loarque a pie a las doce de la noche y no te iba a pasar nada; que caminabas no se cuantos kilometros bajo la nieve... no eso ya no. La cosa es que si la gente era mejor antes, sus hijos deberian ser aun mejores, y los hijos de esos hijos no digamos. O es que a padres buenos hijos malos? Tal vez cuando seamos padres malos nuestros hijos sean buenos como antes. O tal vez todos somos iguales no?

    ReplyDelete
  5. tenes absolutamente toda la razón, los papás siempre dicen eso y se olvidan que todo está como está gracias a/por culpa de ellos. Creo que desgraciadamente sólo vamos a poder responder a este dilema cuando estemos más viejos.
    Pregunta: vós creés que conciertos como el Live 8 pueden ser considerados un aporte de nuestros contemporáneos, o simplemente una salida fácil y que no soluciona el verdadero problema, para intentar erradicar la pobreza?

    ReplyDelete
  6. Que puedo decir, nunca me entusiasman ese tipo de eventos. El propósito del live 8 era hacer un llamado a los paises ricos (G8) para que aumentaran la ayuda a los paises pobres, y por ende, eliminar la pobreza de una vez en esos paises. Idea bonita si, pero real? Imaginando que dió resultados, y que los paises ricos si van a dar más ayuda, en qué consistiria esa ayuda? En más dinero supongo, y eso es lo que ocupamos? Yo no lo creo, es como estarle dando dinero a un bolo para que se mejore solo. Ese bolo se lo gastaria en bebida y terminaria muriéndose más bien. Si ese concierto tuvo que ver con el condonamiento de la deuda externa de varios paises pues que bueno, pero no es la solución real al problema. Sinceramente no me he puesto a indagar los resultados, pero los beneficiados absolutos en esta cuestión fueron:la Time Warner y EMI Music,esos si ganaron bastante, y tal vez otro premio para BONO de U2.
    Pero bueno se logró reunir a Pink Floyd otra vez no?

    ReplyDelete
  7. una cosa buena tenía que tener ese desfile de ignorancia. Como si eso fuera de veras capaz de cambiar algo.

    ReplyDelete