06 April 2006

¿Es marihuana lo que realmente necesito?

Mi amigo Flavio citó a Freud hace unos meses: “lo que más rechaza la mente es lo que más anhela el espíritu”. Voy a explicar por qué menciono esto.

Esta semana ha sido semana de exámenes. El lunes tuve de Estructuras, el miércoles de Topografía. He estudiado como maniática desde el fin de semana, y no he descansado mucho que digamos, así que tengo sueño rezagado de la semana pasada. Lunes, miércoles y viernes tenemos revisión de Diseño. Ya empezamos el último proyecto: una casa para discapacitados, proyectada únicamente con rampas, en un terreno de 12 metros de desnivel. Desde luego, con los exámenes, no hemos tenido tiempo de trabajar, y nuestras revisiones han sido improvisadas y mediocres. No habíamos pensado bien en el proyecto, y presentamos lo primero que se nos ocurrió. Pero hoy, con todo el tiempo del mundo, nos quedamos en la universidad a “concretar ideas”. Casi seis horas pegadas a una mesa y no salió nada. Nada utilizable, nada convincente, nada digno de mostrar.
Estamos cansadas, y esos días feriados que se asoman no son precisamente estimulantes para querer trabajar hoy. Y ese bloqueo creativo me hace preguntarme qué estoy haciendo de mi vida, por qué escogí esta carrera y si realmente vale la pena todo esto.

¿Qué diablos necesito para diseñar?

Estos últimos días he estado discutiendo con un amigo sobre el uso de alucinógenos como un medio para auto conocerse. Si bien respeto que ese sea su criterio, me parece que la mayoría de la gente lo utiliza como una forma de evadir la realidad, y me asustan los posibles daños físicos que pueda sufrir. Pero hoy estaba sentada frente a ese terreno odioso, y lo único en lo que podía pensar era en si fumar me daría una nueva perspectiva de mi problema. Tal vez estoy tan cerrada mentalmente que no puedo ver la solución obvia, y una forma de acceder a ella sea a través de un “estado alterado de conciencia”. Pero, ¿y si aprendo a depender de ello para los diseños? Mucha gente en la facultad es así. No sería la primera, ni la única.

De alguna forma temo que sentiría que me estoy mintiendo a mí misma. Que aún si esas ideas están encerradas en mi subconsciente, si necesito de elementos extraños para reconocerlas, no las merezco. Como si el verdadero mérito estuviera en lo que cree con mi imaginación inalterada. Pero no sé si estoy siendo puritana, cobarde y limitada. Lo rechazo tan vehementemente que me pregunto si no es lo que verdaderamente necesito. Por ende la cita de Freud.

¿Cómo resuelvo este dilema? Fácil. Aunque quisiera intentarlo, no conozco a nadie con quién conseguir sustancias ilícitas. Tengo que recurrir a métodos conocidos para buscar ideas: comer, bañarme, descansar y escuchar música. Rogar a los espíritus del bosque que algo caiga del cielo y que yo esté preparada para atraparlo.

5 comments:

  1. Las experiencias y las ideas están revoloteando en cada una de nuestras mentes. Como vos decís, el usar alucinógenos únicamente te haría dependiente de ellos para lograr diseñar. Tu mención sobre el hecho de usarlos únicamente para huir de situaciones la comparto. Quizás para hacer de esas cosas que un día digas: "hey... yo fumé esa papada" y te rías de acordarte de todo el asunto sí lo considero válido, pero como medio para lograr algo que vos sabés que tenés dentro tuyo, no me parece. Quizás estás viendo sólo la salida de que podrías sacar tus ideas dándole al fume, pero ¿no sería eso acaso la forma fácil? Es la pensada, el esfuerzo y la indagación en nuestro psique lo que nos daría las soluciones que bsucamos. Creo fuertemente que allí están, pero no las logramos ver porque justo en enfrente, está la "otra" salida, más sencilla y sin complicaciones, algo que no generaría en vos ese efecto de indagar concientemente y sabiendo qué buscas, para que luego, sepás cómo enfrentarte en situaciones similares y no tener que "recurrir" a esa enorme muleta.

    ReplyDelete
  2. Primero que nada, qué linda por mencionarme!

    Segundo, yo nunca he tenido que recurrir a la marihuana para diseñar. lo he pensado, porque sí, lo acepto, tengo compañeros que lo hacen y hacen grandes cosas... pero sólo se me ocurre la idea en momentos de bloqueo. rápidamente pasan y uno encuentra el chispazo perfecto, la "big idea"... Yo te recomiendo que te inspirés en los libros, a mí nunca me falla. Bueno, lo mío es diseño publicitario, pero al fin y al cabo, es diseño. Las canciones son grandes ayudas también. Siempre relacioná un diseño con alguién que admirés y pensá en sus atributos, eso sirve mucho. Por ejemplo, decí, esta casa la haré inspirada en Anais. No quiero ni pensar las maravillas que saldrían de esa fusión entre tu maravillosa creatividad y las ideas de Nin.

    Tercero, a veces te exigís mucho, amiga. Créeme, te lo dice quien menos te lo debería decir porque llevo como mil años sin dormir y no he hecho otra cosa que estudiar. Sin embargo, yo al estudiar leo, por lo tanto es un trabajo pero al mismo tiempo disfruto de mi "pasatiempo".

    Tranquila, vas a ver cómo se te vienen las ideas. Fumá... pero no para hacer un diseño jajaja.

    ReplyDelete
  3. El TOPO9:44 PM

    mmm pues, simplemente cambiale el nombre al archivo antes de subirlo, eso hago yo, los fabricantes son gringos asi que le vale los caracteres en español, jaja.

    EL TOPO es una super pelicula, Dios mio que pelicula !!! y de que trata? jaja, tenes que verla, si queres mas escenas decime.

    Ah la marihuana, bueno yo no la ocupo en absoluto, a mi parecer nada tiene que ver eso con la creatividad, solo con pasar de un estado de animo a otro y de cambiar la percepcion, siento lastima por los que dependen de eso para hacerlo, sin ofender. Como dato curioso a mi me han preguntado siempre si no fumo, y lo que les digo es que mi unica droga es la musica y las imagenes, y no me creen jaja.

    ReplyDelete
  4. Flavio! Qué tiempo sin saber de vos. Qué casualidad que mencionés a Anaïs, encontré en una librería del centro su diario de infancia. ¿Podés creer que era increíblemente católica cuando estaba pequeña? Desde allí empieza su fijación con su padre, por que lo vió por última vez como a los 10 años, (hasta lo relatado en "Incesto"), y son contados los días en que no lo menciona a él y lo mucho que lo extraña. Excelente consejo, escribime más seguido. Saludos.

    ReplyDelete
  5. Hola, interesante tema... yo digo que no es necesaria la marihuana para ser creativo. De hecho, justo yo vengo saliendo de un período de bloqueo creativo pero no necesité fumar para desbolquear mi creatividad... ahora, por cierto alguna vez la he probado y es divertido, pero no más que eso... es también un riesgo el quedarse pegado...
    Saludos, Pablo.

    ReplyDelete