01 April 2006

.

Me disculpo por no poder abrigarte de todas esas cosas y personas que te dañan. A veces te veo y mi primer impulso es el de abrazarte y llevarte lejos de todos, para que nadie siquiera se atreva a verte mal. Pero sé que esa no es mi función, y que tampoco te estaría haciendo ningún bien al hacerlo. Quisiera abofetearlos a todos y gritarles encolerizada si es que acaso no son capaces de ver lo brillante que eres. Admiro tanto tu fortaleza de espíritu, y aunque muchas veces quieres dejar todo tirado y rendirte, sé que en realidad siempre vas a seguir adelante con la esperanza de que mejores cosas estén por venir. Y van a llegar. Sólo tienes que tener paciencia. Por mientras no olvides que yo siempre voy a estar allí, y que no tengo palabras para expresar lo afortunada que soy por haberte conocido.

1 comment:

  1. ¿hay gente que tiene suerte? ojala sea de la gente que sabe ver dicha fortuna.

    ReplyDelete